lunes, 21 de febrero de 2011

ÁRBOLES

Acuarelas Van Gogh sobre papel Art&Desing 220 gr (25x11 cm)

Afirma Darwin en su Teoría de la Evolución que el hombre desciende del mono, aunque siempre habrá algunos que todavía no descendieron del todo y se empeñan en negarlo.

Por otra parte -y esto sí que nadie lo puede poner en duda- el mono desciende del árbol, al menos cuando al simio le da la gana de bajar.

Según esto, y aplicando aquella relación estúpida que estudiábamos en el instituto que demostraba que si A desciende de B, y a su vez B desciende de C, entonces A desciende de C, resulta que el hombre desciende del árbol, hecho curioso que a ningún científico le dio por estudiar en profundidad.

Quizá sea esta la razón de que me guste tanto dibujar y pintar árboles. Probablemente lo que hago es reproducir inconscientemente a mis antiguos congéneres.

En fin . . . ¡ahí os dejo un par de retratos de mis abuelos!

Acuarelas Van Gogh sobre papel Guarro 300 gr (35x25 cm)

8 comentarios:

  1. vaya, vaya....no lo había pensado nunca...interesante deducción....la verdad es que algunos humanos si tienen algo de alcornoques ( muchos salen en los telediarios)..bromas aparte....
    Me gusta la primera acuarela. Los tonos azules en la lejanía, tenues, contrastando con la casita blanca. La composición está francamente bien. El interés en el tercio inferior izquierdo ( mejor que centrado). has resuelto estos árboles tan frondosos con soltura, ligeros...bien, con ramitas definidas que le dan volumen. Quizás hubiera puesto algo de azul para enfriar la sombra de los árboles en el suelo..
    La verdad es que los árboles no de me dan demasiado bien, pero me gustan los troncos con siena tostado y ultramar dejando que se fundan los bordes , sin mezclar en la paleta.
    Enhorabuena por el trabajo
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. A mí también me gustan los troncos azulados, Susana. En cuanto a la primera acuarela, está realizada hace casi un año. En cambio la segunda es de la semana pasada. En este caso creo que no se nota ninguna evolución.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola Oñera: Yo también le estoy dando a los árboles porque me gustan mucho (como a Tolkien). Lo que más me gustaría dominar es el pintar los troncos. Son tandiferentes dependiendo la especie que es un tema inagotable. A mí me gusta el árbol solitario. En cuanto atus conclusiones evolucionistas lo dejo para otro rato, vale?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Pues a mi me han encantado las dos acuarelas. ¡Ya quisiera yo que me salieran asi de lindos los arboles algun dia!
    Sobre la teoria evolucionista, puestos a escoger y considerando lo dificil que se me dan los arboles... me gusta pensar que provengo del delfin. ¡Soñar no cuesta nada!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Muy buenos Oñera, la verdad es que a mi el verde no se me da muy bien, pero creo que a ti te han salido muy bien. Un saludo, Jose.

    ResponderEliminar
  6. Hola Imanol. Lo de los troncos de árbol a la acuarela es un mundo. Ya les dediqué una entrada hace un par de semanas en este mismo blog.

    Pelusa: practicando un poco más te van a salir unos árboles de cine, ya lo verás.

    Hola Jose. Por aquí lo del verde es una auténtica locura: ¡hay mil verdes distintos!

    Gracias por vuestra visita y un fuerte abrazo a los tres.

    ResponderEliminar
  7. Si es por afinidad, también soi descender de los árboles. :D)
    Oñera me gusta mas la forma en que pintó la primera "abuela", tiene una variación tonal muy valioso y la fusión perfecta.
    La segunda se encuentra más marcada, pero esto es mi gusto, es hermosa tambén.
    Enhorabuena!
    Un abrazo fuerte amigo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Nil, me encanta que te guste.
    Yo prefiero tus árboles amigo: ¡son extraordinarios!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar