sábado, 4 de junio de 2011

PAISAJE

Acuarela sobre papel Guarro 300 gr (25x35 cm)

De nuevo intento pintar un espacio abierto, una vista amplia que, como el anterior paisaje, no supe rematar.

Y es que, en esto de la acuarela, yo creo que voy como los cangrejos: ¡avanzando p´atrás!

13 comentarios:

  1. Pues yo no creo que vayas retrocediendo en esto de la acuarela, Oñera. Tu cielo sigue siendo de ensueño! Los paisajes son muy dificiles (lo se por los muchos intentos de los que has sido testigo), pero veo que tu los abordas con una suavidad envidiable. Si algo he descubierto en este tiempo trabajando, es que no todos los dias son iguales, ni todos los periodos, ni todos los temas... Creo que por eso es que yo hago mis intentos en tan variadas formas.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Precioso, Oñera! Me gusta tu paisaje.

    Si tienes la impresión de caminar como un cangrejo sé que no es el único!
    Creo que el trabajo criativo es así.. Pero caminas, eso es cierto.
    Buen fin de semana, un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón Pelusa: ¡hay días y días! De todas formas con la acuarela no consigo la evolución deseada.

    Me alegra que te guste, Anamaria. Sólo espero no caminar con el rumbo equivocado.

    Gracias a las dos por vuestros ánimos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Oñera. Para nada vas para atrás!! lo que hay que reconocer que la acuarela es muy difícil, pero a mí me gusta lo que consigues.
    Un abrazo y que no decaiga el ánimo, amigo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Beni. Con vuestros comentarios no queda más remedio que animarse y tirar p´alante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Que los cangrejos van para atras es un dicho, pero en realidad caminan hacia los lados. Tu tambien Oñera es posible que en esto de dominar la acuarela vayas hacia los lados, como me pasa ami, y si acaso das algun paso para adelante, nunca para atras. Un abrazo y sigue abriendo campo.

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que estoy estancado, Ramón. Habrá que seguir practicando, a ver si poco a poco consigo los avances deseados.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Nunca vi carangejos a pintar Marina en la playa :)
    Oñera mi amigo, el caso no es retroceder, la acuarela tiene muchos elementos para dominar
    el secreto es el estudio y la experimentación, además de un montón de pintura.
    Sin desanimarse, este es el camino.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. Gracias por tus consejos Nil. Seguiré pintando y experimentando (ya veremos si hay progresos o no)
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Oñera: No sé si vas para atrás o para adelante, yo me limito a juzgar lo que veo y en este caso veo un paisaje con un estupendo cielo plomizo, unos verdes suaves que dan un aire nebuloso. Si a esto añades el humo de la chimenea y los árboles en primer plano dan al conjunto un tono otoñal. No sé si pretendías esto o no, pero a mí me da lo mismo. La verdad es que veo un paisaje que no me desagrada en absoluto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias Imanol. Con comentarios así no queda otra: ¡hay que tirar p´alante y seguir pintando!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Pues a mí me gusta esta mucho más que la anterior del grupo de árboles. Es más, esta me parece muy interesante, y el campo que está más cerca del espectador me tiene muy intrigado cómo lo has hecho. Vamos, que me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  13. Hola Tayete. No recuerdo los colores exactos, pero ese campo está realizado con una aguada verde sobre otra amarilla-ocre ya seca. Después manché con pincel seco (mezclas de marrones y rojizos) sobre la última aguada todavía húmeda.
    Contento de que te guste. Un abrazo.

    ResponderEliminar