lunes, 22 de agosto de 2011

EL TIEMPO PASA . . .


. . . NOS VAMOS PONIENDO VIEJOS


Suele cantar Pablo Milanés. ¡Y que razón tiene!. Me doy cuenta en los pequeños detalles. Como estas caricaturas de mi mujer y mi hija realizadas hace quince años, cuando no necesitaba gafas para poder dibujar.

Era el año 96 (lo sé porque lo veo bajo la firma, no porque me acuerde). Otra década, otra forma de vivir y de entender la vida, otra manera de ver las cosas . . .

Parece que sí, que con el tiempo vamos evolucionando. Y si es para mejor . . . ¡estupendo!. Aunque nos vayamos poniendo viejos . . .


3 comentarios:

  1. No importa la edad, sino la alegría con la que se lleve. Por eso tú nunca serás viejo. Nos haces reir..., con tus dibujos, con tus narraciones. Tu dibujo ha evolucionado, pero esas caricaturas de hace 15 años son buenísimas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me da mucha rabia tener que ponerme las gafas de presbicia para dibujar, la verdad. Por lo demás, esto de hacerse menos joven, no está tan mal. Tus chicas, muy guapas.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Yo siempre digo que hay que envejecer sólo por fuera, Kubi. Mientras se mantenga joven el interior la cosa va bien.

    Uff... Yo sin gafas ya no veo ni el papel, Susana. En cuanto a lo de "mis" chicas... ¡el mejor el pato!

    Gracias y un abrazo a amb@s.

    ResponderEliminar