jueves, 3 de mayo de 2012

SHERLOCK



Fue a finales del siglo XIX cuando William Gillette subía a los escenarios londinenses para interpretar al conocido personaje de las novelas de Arthur Conan Doyle. El actor hizo dos aportaciones que quedarían asociadas para siempre con la imagen del detective: la frase "elemental, querido Watson" y su inseparable pipa modelo CALABASH. Ninguna de las dos  -ni la frase, ni la pipa-  figuran en ninguna de las novelas protagonizadas por Sherlok Holmes.

En realidad Conan Doyle menciona en sus obras algunas cachimbas fumadas por el personaje (es el caso de una pipa de arcilla en El perro de los Baskerville y otra de brezo en El signo de los cuatro), pero nunca una modelo CALABASH como la que solemos ver en las adaptaciones de cine y televisión.



Para conseguir una auténtica CALABASH  -creo que ya no se fabrican en la actualidad-  se hacía crecer una planta de calabaza dentro de un molde con la forma y tamaño deseados, acoplando después la boquilla y cubriendo el interior de la cazoleta con un hornillo de espuma de mar, que sobresale por el borde de la misma.
Esta que véis es una imitación, realizada en madera y cerámica.







Por costumbre se suele denominar CALABASH a cualquier pipa que adquiera la forma de la original, aunque no esté fabricada a partir de una calabaza.
Este es un ejemplar realizado en madera, que emula a las apreciadas CALABASH de raiz de brezo.

6 comentarios:

  1. Non sempre l'adattamento cinematografica è fedele al libro, ma Sherlock Holmes non sarebbe Sherlock Holmes senza la sua pipa... questi sono tutti bellissimi. Buona giornata Onera !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jane No, oggi non si immagina Serlock senza Calabash pipa.
      Grazie. Un abbraccio.

      Eliminar
  2. Qué interesante, Oñera. Me doy cuenta de lo mucho que se esconde detrás de este objeto. Por su lado, como el de tantos otros, pasamos de puntillas, sin percatarnos de su historia y de tantas historias que podrían contar...

    Abrazotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería imposible pararse a analizar cada objeto nuevo que se nos presenta, Margarita. ¡Los días tendrían que tener mil horas!
      Creo que por eso nos documentamos de las cosas que nos atraen e interesan.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. i thought you're going to play on them ala rene margritte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I wish I my works resemble those of Margritte!
      Thanks for the visit. A greeting.

      Eliminar