jueves, 21 de junio de 2012

PARA COMERTE MEJOR

Acuarela sobre papel Guarro 300 gr (20 x 29 cm)


Caperucita Roja es una niña que sólo tiene un vestido y una abuela muy fea. Prueba que esta última afirmación es cierta el hecho de que su propia nieta la confunde con un lobo (feroz, para más señas)

O eso, o que la chiquilla no ve tres en un burro. El caso es que los leñadores del bosque rescatan a Caperucita y su abuela de las fauces del lobo a cambio de la merienda de la cestita. Y tienen suerte las auxiliadas, porque si la rescatadora llega a ser Angela Merkel seguro que se queda también a cenar.

Mientras, los Señores Roja  –esos desaprensivos que permiten a la niña cegata adentrarse en un peligroso bosque lleno de lobos Merkel y Angelas feroces– se llaman andana y no pintan nada en esta historia.

Y ya que me tiran de la lengua les diré que, a mi entender, todos ellos tienen mucho cuento. En fin, que voy a intentar concluir la acuarela antes de que regresen los leñadores y, a golpe de hacha, talen los árboles. ¿O es Merkel la que lo va a dejar como un solar cuando sea la que manda en el bosque?

Angelita, Angelita . . . ¡qué dientes más grandes tienes!

12 comentarios:

  1. Simapaticissima la tua presentazione, non credo che la signora Merkel sarà d'accordo. L'acquerello sarà uno bellezza! Ciao Oñera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciao Tito. Penso anche che Doña Angela non sarebbe d'accordo.
      Sono contento che ti piace acquerello.
      Un abbraccio.

      Eliminar
  2. Me gusta esta retranca con la que presentas tu acuarela, Oñera; pero aún más esta acuarela tranquila, sosegada y no exenta de un cierto misterio y melancolía.
    A lo mejor, digo yo, que un paseito relajado por este lugar la apaciguaría...o, quien sabe, a lo mejor es peor el remedio que la enfermedad, porque a mi, después de pasear me entran unas hambres...Pobre Angelita, tanta seriedad, tanta preocupación, tanto estudiar nuestros defectos, -mientras nos miran a nosotros, los suyos no la miran a ella, chica lista...-, todo esto no puede ser bueno; Chico, la verdad, la veo carne de infarto...

    Aabrazotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la retranca innato en mí, Margarita. Con las acuarelas y pinceles sigo peleándome, así que me alegra que ésta de guste.
      En cuanto a la cancillera, mejor que no pasee mucho, que bastante hambre tienen ya los políticos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me encanta tu acuarela, y ademas las palabras que acompañan son de actualidad latente. Que sabrá la Merkel de nosotros.
    Animo y a pintar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo, Jose: ¡qué sabrá!
      Feliz de que te guste la acuarela.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Wow, das ist ja wundervoll. Eine herrliche Blütenpracht im Obstgarten.
    Grüsse Dich
    janina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Froh, es gefällt euch, Janina.
      Danke. Eine Umarmung.

      Eliminar
  5. Ciao, l'acquerello mi piace moltissimo, un boschetto da idillio, dove rincorrersi e buttarsi sull'erba! Rende proprio bene l'atmosfera da liberazione nella natura...
    La storia non l'ho capita bene e la traduzione...sob! La Merkel sarebbe il lupo? Già la vediamo tutti come la "strega", se vogliamo aggiungerci anche il lupo...benissimo!
    Ciao, abbracci, Floriana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oppure possiamo salvare o Merkel . . . Ma non sbarazzarsi del salvataggio!
      Là fuori, come si fa a vedere?
      Contento che ti piaccia acquerello, Floriana.
      Un abbraccio.

      Eliminar
  6. Bellissimo il tuo acquerello...quel campo esteso di fiori è meraviglioso! Abbraccio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grazie per il tuo commento, Jane. Sono contento che ti piace.
      Un abbraccio.

      Eliminar