lunes, 16 de julio de 2012

MATAR MOSCAS CON EL RABO



No tengo pruebas al respecto, pero es lo que se dice por ahí: cuando el diablo no tiene qué hacer, mata moscas con el rabo.

La verdad es que me parece raro el hecho de que el amigo Lucifer, que ya de pequeño era un demonio de crío, se aburra ahora que se ha convertido en todo un hombre de desprovecho. Desconozco las funciones específicas que conlleva el cargo de Príncipe de las Tinieblas, pero presumo que no debe ser precisamente un trabajo agotador si acaba practicando un pasatiempo tan idiota.

Satanás tío . . . ¡haz sudokus! O métete en el gimnasio a levantar pesas. Escucha música, pasea al perro, colabora con una oenegé, lava el coche. Tú, que siempre tuviste ese ritmo endiablado en las venas, podrías asistir a clases de baile de salón. No sé, chico, ¡hay mil cosas! Sí, ya sé que muchas de ellas no se pueden hacer con el rabo, pero creo que deberías experimentar con otras partes del cuerpo.

Yo mismo, sin ir más lejos, no me complico la vida y dibujo cosas cómo estas. Siempre que no tenga nada mejor que hacer, claro. Y a veces hasta quedo contento con el resultado, no te digo más.

Si a vosotros también os gustan los dibujillos, pues feliz que me hacéis. En caso contrario, si lo que veis no es de vuestro agrado, espero que me ayudéis a buscar otra afición para ocupar esos ratos de aburrimiento. Eso sí, que os veo venir canallas: ¡cualquier cosa menos eliminar insectos con cierta parte de mi anatomía!





12 comentarios:

  1. Hola Oñera, i tuoi schizzi sono molto belli, sia come composizione che per la delicatezza del tratto e del colore. Non corri il rischio di dover ammazzare le mosche con nessuna tua parte anatomica! Bello e spiritoso questo post! Ciao!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciao Tito. Sono contento che ti piacciono le miei disegni a penna.
      Grazie. Un abbraccio.

      Eliminar
  2. Sigue adelante que tus dibujos son muy buenos. Un abrazo¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gusten, Sonia. Seguiré dibujando (espero que un poco mejor)
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola amigo Oñera. Ni aunque te alies con el diablo se te ocurra dejar de dibujar. Me encantan tus dibujos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De aliarme con el diablo nada, Teresa. ¡Pero si soy un angelito!
      Seguiré en esa línea (y si puedo sin mancharme)
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Pues me gustan tus dibujillos, y tus comentarios me entretienen. Buen trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer que te entretengas leyéndome, Eva. Y si además te gustan los dibujos... ¡miel sobre hojuelas!
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Yo lo que creo es que deberias concertar una cita con ese tal Satanás. Te lo llevas por ahí y que le vaya entrando el gusanillo esquechetero a tu vera. Que al chaval no le va lo de la estilográfica o el lápiz acuarelable y pincel de agua (verdaderamente, reconozco que es un poco contranatura, jiii) pues nada, le pones un pirograbador y su tablita, y que pirograbe lo que vea... Digo yo, que con el olorcito a chamuscado será como estar, salvando las distancias, en su medio natural...Quién sabe, igual se nos hace ladrón de cuadernos o se hace un blog. Ya lo veo: " Quemando la vida, con Oñera",ó, "satanás y el fuego rehabilitador" y no hay quien lo pare.......hum.......

    Claro que hasta que alcance tu ingenio para los textos, la maestría la pulcritud y sea capaz de transmitir esta paz azul que se respira en estos trabajos, le queda un rato.

    Abrazotes
    PD: De lo de ponerte rabo a ti, no lo veo, y de lo otro, ni se te ocurra: zapatero a tus zapatos, o sea, a seguir tu senda artística.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tendré que aprender yo de él, por eso de que "más sabe el diablo por viejo que por diablo"
      Gracias Margarita. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Seus desenhos são lindos, Oñera, de verdade!!!! Continue desenhando, por favor, não invente nada de diferente não!!! Muy hermosos dibujos!!! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Anamaria. Seguiré trabajando en esa línea.
      Un abrazo.

      Eliminar