lunes, 1 de octubre de 2012

GRACIAS MANUEL




Como te lo cuento: ¡en limusina! Observando las avenidas de la ciudad a través de los cristales tintados mientras viajo con las piernas estiradas y una copa de champán congelado en la mano. Yo creo que la neverita aquella enfría demasiado, no sé. Y cuando piso de nuevo la calle, tras abrirme la puerta un tipo vestido de mamarracho, no poso mis pies en la acera. No amigo, lo hago sobre la alfombra roja.

¡Y los flases! No te hablé de los flases. Miles de lucecitas parpadeando a mi alrededor mientras avanzo por la mullida senda. Los seguratas  –comparado con aquellos armarios de tres cuerpos uniformados uno se siente insignificante, lo juro–  retienen a la multitud como buenamente pueden. Rubias oxigenadas con neumáticos escotes, paparachis, coleccionistas de autógrafos, morenazas de rayos uva y envolvente mirada color verde lentilla, gacetilleros y demás fauna se agolpan a ambos lados del camino de moqueta en busca de una foto o de un garabato a modo de rúbrica. 

Demasiada larga la alfombra roja como para aguantar la respiración y meter barriga, pero un día es un día y además el esmoquin alquilado me queda raquítico, así que me abstengo de coger aire no vaya a ser que lo reviente.

Una azafata con ojos de miel y piernas infinitas me acompaña hasta mi asiento. Desabrocho la chaqueta e inspiro con ganas. Esto es otra cosa, aunque el lazo del cuello sigue apretando. La platea se va llenando de señoras vestidas de gala y tíos a los que sí queda bien el traje. Se levanta el telón y comienza el espectáculo.

Mientras se entregan los primeros galardones, de esos secundarios que luego nadie recuerda, repaso mentalmente el discurso que preparé en la lengua de Sespir para cuando suba a recoger el premio. ¿Cómo empezaba? ¡Ah sí! Ya me acuerdo: Senquiu veri mas, bla, bla, bla . . .

Por fin llega el gran momento. Tras las gracietas de rigor los encargados de entregar el premio se disponen a abrir el sobre. No sé por qué siempre escogen a los más inútiles. ¡Rásgalo tía, que es de papel! ¡Ni que fuera un sobre de uralita, coño! Luego unos instantes de suspense a lo Jisco y las palabras mágicas: in de güiner is . . .

No, no dijo Oñera. Debe ser por la eñe, que no la saben pronunciar ¡Menudo tongo! Y el individuo ese . . . ¿de qué blog es? ¿Alguien lo conoce? ¿Pinta, dibuja, escribe? No se sabe ¡Pero qué bien habla el inglés el jodío!

¡Qué calor! Deshago el lacito del cuello y abro el primer botón de la camisa. Quito la chaqueta y me voy con viento fresco.

¡Cabreado pero respirando!

Menos mal que va Manuel Lorés y me otorga un premio LIEBSTER BLOG. Así en camiseta y sin hablar inglés ni nada. A Manuel ya lo conoces, es ese maestro del dibujo y la acuarela que, desde Huesca, administra un blog que se llama A MI AIRE ¡Estos LIEBSTER son premios y no los de la academia esa!
Mil gracias Manuel, por esta alegría. ¡Y también senquius de esos a raudales!
____________________________________________________

Y para que veáis que cumplo con los requisitos del premio, si queréis saber a qué blogs concedo el premio o cinco cosas sobre mí, lo podéis ver pinchando en PREMIOS (ahí a la derecha, en el apartado LO QUE HAY EN MI BLOG)

22 comentarios:

  1. Plás, plás, plás, plás, plás,......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sean aplausos Manuel, y no bofetadas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Mi sono molto divertita leggendoti :-))) Congratulazioni Onera !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sono contento che ti piace la mia storia Jane.
      Grazie. Un abbraccio.

      Eliminar
  3. Jiiii...Oñera, yo que he estado este finde de bodorrio, he llegado a verme en ese pasillo que se forma a amobos lados de la alfombra roja cuando llegan las limusinas: canosa, espectacular -no me quedan abuelas, sorry, tengo que hacerme yo misma la terapia de autoestima-, elegante sin igual, allí estaba yo, llamándote a grito pelao, Oñera, Oñera, fírmeme en este apunte, por favor... Luego mi otro yo pisciano te lo decía en un francés impoluto, Oñegá, Oñegá!, pero lo visualizaba escrito, ¡leches! y tampoco tenía ñ: Ognera, Ognera... y tú, nada, que pasabas como un rayo por la alfombra roja, y ni photo col, ni na, ni na...jeee
    Afortunadamente, para felicitarte por este nuevo premio puedo estar aquí, tan ricamente, en plan de andar por casa. Sin perifuelles vacuos y vanos. Con mi paracetamolito, para paliar las consecuencias en mi garganta de la gélida temeperatura de esa noche de boda y del griterío ad hoc que se produce cuando como buenos españoles, voceamos sobre un fondo musical vociferador intentando ser escuchados en conversaciones imposibles...

    Felicidades y abrazón, majete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Así que eras tú la que gritaba Oñegá? ¡Qué pena que los seguratas impidieran nuestro encuentro! ¡Otra vez será!
      Cuidate la garganta, Margarita. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Felicidades Oñera, ya van dos de lo mismo, ten cuidao no te vayas a emborrachar!!!! :) Un abrazo, ah! y gracias por el divertido relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad son tres Jesús: este de Manuel, el de Imanol y el tuyo (además del BLOG CON CORAZÓN de Sonia)
      Procuraré no emborracharme. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Felicidades Oñera. Me gustó leer tu relato :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sonia. Como ves un poco de humor para comenzar la semana.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Jo, Oñera, eres un genio de las palabras!!! Un auténtico genio!!
    Son las 7,30 de la mañana y acabo de leer esto que has escrito y medio dormido aún, no puedo evitar escribirte estas cuatro palabras toscas. Lo he leído con atención y mucho interés! Me has enganchado con estos textos y... a esta hora, no es fácil engancharme.
    Te admiro esa capacidad de crear una historia sobre cualquier cosa!
    Bueno, ahora ya he dicho lo que pretendía decirte y me voy a preparar, duchar, desayunar, vestirme y salir a la calle... a dibujar!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Como magrugas Joshemari! ¡Ya veré esos dibujos en alguno de tus blogs!
      Gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. En esta ocasión vamos de la mano Teresa: a ti también te dio el premio Manuel.
      Tú sí que te lo mereces. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Felicidades Oñera, tus recortes me encantan, estos ultimos tienen unos colores alegres que contrarrestan los dias qrises que en esta estacion ya habra a menudo por Asturias. Que suerte vivir por aquellos lares. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En todos los sitios hay rincones fabulosos para pintar, Eva. Seguiré con los recortes, a ver si acavo esos pequeños trozos de papel que me quedan.
      Gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Felicidades Oñera,
    bravo!!!-))))
    have a nice night-))
    Christa

    ResponderEliminar
  10. Respuestas
    1. Gracias Sergio. Como ves este mundo de los blogs da alegrías inesperadas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Muchas felicidades Oñera. Visca

    Un abrazo

    ResponderEliminar