lunes, 10 de diciembre de 2012

MUCHEDUMBRE

TALLER DE NARRATIVA
Ejercicio - Describir una escena en la que hay mucha gente (un centro comercial, una estación, una manifestación...)

Un barquito de vela adornando el horizonte. Musculitos de gimnasio pavoneándose en la arena. La chiquilla de las pecas que se mea en ese charco. Parejas de quinceañeros abrazados en sus toallas. Una rubita de bote que se baña en la orilla emulando a la Obregón. Una pandilla de niños intentando coger peces con sus cazamariposas. La canalla de tu amiga que no tiene un michelín. Dos chavales que enterraron hasta el cuello a un colega. Una panda de tías buenas jugando al voleibol. El del gorro de piscina que se va a saltar las olas. La señora del pareo que ha perdido la cartera. Policías en plan guiri con bermudas y calcetines. El imbécil que antes de irse sacude la toalla al viento. La boya del vigilante espetada en la arena. Un alemán requemado con su tanga de leopardo. Te busco pero no te encuentro. ¿Hoy te quieres esconder?

EN LA CENTRAL DE SALVAMENTO INSTALADA EN LA ESCALERA NÚMERO 12 TENEMOS RECOGIDO UN NIÑO DE CUATRO AÑOS QUE SE LLAMA IGNACIO – IGNACIO DE CUATRO AÑOS

Bob Esponja en una cometa sobrevuela la bahía. Dos pivones en trikini que se comen un helado. Un señor con bigotito debajo de su sombrilla. Unos niños preguntando cuanto falta para el baño. Tipos que meten barriga cuando quitan la camisa. Descuideros ojeando en busca de algún botín. Una niña de tres meses llora porque quiere teta. El caballero de al lado, que quiere aunque no llore. Vigilantes de la playa vestidos como para ir a la nieve. La señora del gorrito que teje con diligencia tapetes a punto de cruz. Esa nube amarillenta se parece a un corazón. Morenas de rayos UVA presumiendo de tatuajes. Un anciano mira al cielo y asegura que hoy no llueve. Esas toallitas pequeñas que llevan siempre las mujeres no sé muy bien para qué. La del bikini de rayas, que se cree que está muy buena. Miro pero no te veo. ¡Dónde rayos estarás!

¡COCAAAAACOLAGUAAAA!  ¡CERVEEEEZAFRÍA!  ¡PAAAATATITAS!

Dos gaviotas despistadas que al andar imprimen huellas. Ese tipo depilado que no deja de correr. Un chiquillo pelirrojo haciendo el boca a boca a su prima. El patito-flotador que se hace sólo a la mar. Surferos de rizos rubios acostados en sus tablas. Una pareja de Burgos mirando embobados al mar. Mi vecina del octavo que en topless está que cruje. El Elogio de Chillida cuando miras al Oeste. Tres mocosas comen fruta sin dejar de hablarle al móvil. Abuelitas varicosas que se mojan las enaguas. Un amigo de la infancia que hace años que no ves. Dos italianos voceras que llegaron en el tren. Unas chanclas que se mecen al son que marcan las olas. La pequeña que come arena cuando no mira el abuelo. Una excursión de Albacete desmontando el campamento. No busco más, desespero. Seguro que es un error de imprenta. ¿Dónde está Wally?  ¡No sé!

21 comentarios:

  1. Hola Oñera. Como siempre consigues sacarme una sonrisa, entre otras cosas con " la canalla de tu amiga sin un michelin"... muy observador, describes perfectamente lo que podemos ver a menudo en cualquier ciudad.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Olga. Más contento estoy yo si sonríes con mis textos.
      Feliz Semana. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Probablemente salió de la página, frotándose los ojos al contemplar todo lo que se estaba perdiendo mientras formaba parte de esa escena playera. A su lado, una mujer menuda, pequeña y parlanchina pese a su timidez, y con marcado acento andaluz, se ha sentado junto a las chanclas que se mecen con las olas a esperar la puesta de sol. El agua que se desliza entre su bañador y aquella parte donde la espalda pierde su nombre le produce un cosquilleo que le arranca una sonrisa. En el fondo ella está deseando que todos desaparezcan para que el horizonte y todo lo que cobija, cielo, mar, y hasta la brisa salada y húmeda sea sólo para ella. Mientras espera, se ha puesto a leer algo sobre una "Muchedumbre". Por encima de su hombro, Wally, con una mirada cómplice lo contempla todo.

    Abrazotes
    Perdona que me colara entre la muchedumbre, pero es que la descripción es tan real que no pude evitarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Así que eras tú aquella andaluza que estaba sentada en la orilla mirando al horizonte! (y también a los musculitos de gimnasio, supongo)
      Como siempre tu comentario es mejor que mi post.
      Gracias Margarita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Sí era yo, Oñera, pero me pudo más el horizonte que los musculitos, demasiado artificiales, demasiada tableta, demasiado depilados para mi gusto, jeje... Para eso yo prefiero a mi escuálido churri, to hueso, pero hueso natural...jiii. De lo segundo, ni hablar: sin post auténticamente bueno, imposible comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el esfuerzo que hacen los pobres muchachos... ¡pa que después ni los miréis!
      Yo también soy de hueso natural, pero con cobertura. ¡Con mucha cobertura!

      Eliminar
  4. Buen título, simpático dibujo y buen relato. Me gusta :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sonia. Encantado de que te gusten mis "oñeradas"
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. No se por que, mientras leia tu relato pense donde estara wally, y eso es porque nos has metido en la escena rapidamente. Muy bueno Oñera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eva, aunque no sé si es bueno que el lector se adelante al final del texto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Un buen relato Oñera lleno de buen humor, me has afirmado en decisión de hace años de no pisar las playas, y eso que la tengo a 5 km. de casa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (Salvo para pintarlas cuando están medio vacías. :) )

      Eliminar
    2. A mí si me gusta ir a la playa, Jesús. Sobre todo a la Playa de San Lorenzo, que es de la que hablo en este texto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Oñera, eres la bomba, que buenos son tus relatos, ocurrentes y divertidos. Enhorabuena por la narración y también por tu dibujo.

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa. En realidad mis textos mejoran cuando se leen con buenos ojos, como en tu caso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Ola meu caro amigo,excelente teu relato oñerado,com muito bom humor e bem escrito.Acho que não conseguistes ouvir a musica pois naquele momento exato o servidor que hospeda o Player[faixinha verde da musica]estava migrando para a AMS[Amazon Web Service].Agora já esta normalizado.È raro,mas acontece.Meu grande abraço.SU

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oi Su. Agora eu ouvi a sua versão, o que me levou diretamente para os anos setenta.
      Obrigado pelo seu comentário. Um abraço.

      Eliminar
  9. Genial el ejercicio, yo te doy una nota alta! :) un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres demasiado benévola calificando los ejercicios, Mari Jose.
      Me alegra que te guste. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Me ha gustado mucho, el escrito y tu dibujo. Has conseguido meterme en el ambiente y con una sonrisa. Genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Teresa. Si consigo producir sonrisas con mis historias ya me doy por contento.
      Un abrazo.

      Eliminar