jueves, 28 de junio de 2012

CONCHAS



Sí, esas conchas que de niños recogíamos en la playa sin saber muy bien para qué. Las mismas que algunos adultos recolectan ahora para darles un destino meditado a priori.

Como veis, en el primer caso, el artesano fabricó una pipa de madera y la adornó con conchas, resina y piedras.

En la segunda pipa, también de madera y con la cazoleta cubierta de pelo de animal,  se utilizó una concha de lapa a modo de tapa.

lunes, 25 de junio de 2012

MI DOCTORA PREFERIDA



Que lejos queda aquel día en que decidió que de mayor quería ser médica. Supongo que tomó tal determinación con el propósito de curar a los amigos de sus padres, que de la cabeza estamos bastante perjudicados (al menos algunos)

Pronto se dio cuenta de que aquello era una causa perdida, porque lo nuestro no tiene cura. Aún así terminó la carrera  –y con notaza, todo hay que decirlo–  y hoy, precisamente hoy, comienza a preparar el MIR.

Por eso le dedico este post, para darle un empujoncito de ánimo aunque sé que no lo necesita. Bueno, por eso y porque lo mío no tiene remedio. Ni falta que me hace.

Nota del autor – Mi doctora preferida es más guapa de lo que veis en el dibujo.

jueves, 21 de junio de 2012

PARA COMERTE MEJOR

Acuarela sobre papel Guarro 300 gr (20 x 29 cm)


Caperucita Roja es una niña que sólo tiene un vestido y una abuela muy fea. Prueba que esta última afirmación es cierta el hecho de que su propia nieta la confunde con un lobo (feroz, para más señas)

O eso, o que la chiquilla no ve tres en un burro. El caso es que los leñadores del bosque rescatan a Caperucita y su abuela de las fauces del lobo a cambio de la merienda de la cestita. Y tienen suerte las auxiliadas, porque si la rescatadora llega a ser Angela Merkel seguro que se queda también a cenar.

Mientras, los Señores Roja  –esos desaprensivos que permiten a la niña cegata adentrarse en un peligroso bosque lleno de lobos Merkel y Angelas feroces– se llaman andana y no pintan nada en esta historia.

Y ya que me tiran de la lengua les diré que, a mi entender, todos ellos tienen mucho cuento. En fin, que voy a intentar concluir la acuarela antes de que regresen los leñadores y, a golpe de hacha, talen los árboles. ¿O es Merkel la que lo va a dejar como un solar cuando sea la que manda en el bosque?

Angelita, Angelita . . . ¡qué dientes más grandes tienes!

lunes, 18 de junio de 2012

IMAGINACIÓN AL PODER


Esta pipa fue fabricada con dos pequeños tubos de cobre y tres piezas de madera pintadas de azul.

Imagínate la cantidad de pipas distintas que se pueden crear cambiando la forma de los trozos de madera, tiñendo éstos de distintos colores o arqueando los tubos de diferentes maneras.

Lo dicho: ¡imaginación al poder!

jueves, 14 de junio de 2012

FALDAS ESCASAS Y ESCOTES GENEROSOS




Al contrario que nuestros vecinos portugueses que, con su Revolución de los Claveles, habían ganado no hacía mucho la partida a la dictadura sin apenas derramamiento de sangre, nosotros aún teníamos que esperar un poco para comenzar el famoso periodo de transición hacia la democracia.

Y es que, aunque ya hacía tiempo que se comentaba que estaba muy mal de salud, el Generalísimo aguantaba con vida y la libertad, en toda la extensión que comprende el término, se resistía a llegar a nuestra sociedad. Nadie se imaginaba entonces lo poco que faltaba para la llegada del “destape” a nuestras pantallas y, por supuesto, ninguno de nosotros pensaba ni por lo más remoto en la posibilidad de ver una chica desnuda en el cine. Así que, con este panorama, a los muchachos de Quinto de Bachillerato nos hervía la sangre viendo aquellas comedias en las que del físico de las actrices se enseñaba sólo hasta donde la censura de los últimos años del antiguo régimen permitía proyectar (siempre catalogadas para mayores de 18 años, por supuesto)

Eran películas en las que proliferaban señoras estupendas que con sus cortas faldas, largas piernas y amplios escotes hacían rentables producciones de dudosa calidad. Films en los que actores españoles –buenos profesionales, como demostraron siempre que un buen guión llegó a sus manos–  como José Luis López Vázquez, Casto Sendra “Cassen” y, sobre todo, Alfredo Landa estaban como pez en el agua. Éste último protagonizó tantas de estas películas que creó una corriente dentro del cine hispano denominada “landismo”.

En más de una ocasión asistí con mis amigos a la reposición de alguno de aquellos films en algún cine de barrio, salas en las que hacían la vista gorda con el tema de la edad. De entre ellos merece una mención especial No desearás al vecino del quinto (1971), la peli más taquillera del cine español hasta que llegó Santiago Segura con su Torrente, el brazo tonto de la ley (1998)

No desearás al vecino del quinto, quintaesencia del landismo, es una co-producción hispano-italiana dirigida por Ramón Fernández e interpretada por Alfredo Landa, Jean Sorel, Ira de Furstemberg e Isabel Garcés.

El guión relata como en una ciudad de provincias un joven ginecólogo tiene escaso éxito profesional, ya que los celosos hombres de la localidad prohiben a sus esposas asistir a su consulta. En cambio su vecino del quinto, que es propietario de una próspera tienda de modas, finge ser afeminado para ganar la confianza de sus clientas sin levantar las sospechas de sus maridos, estrategia que le sirve además para verlas en ropa interior, que es en suma el motivo por el que nosotros habíamos ido a ver la película.

No me atrevería a asegurar que en títulos como No desearás al vecino del quinto se encuentre respuesta a las dos grandes cuestiones de la humanidad: ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos?, pero les aseguro que en el caso de varias generaciones de españoles  –entre las que se encuentra la mía–  volver a ver este tipo de películas puede despejar más de una duda.

lunes, 11 de junio de 2012

VACA



Es la pipa MUUH, que forma parte de una serie que la firma VAUEN comercializa desde hace unos años con el nombre de PIPE LINE.

Como veis puro diseño y fantasía, además de la contrastada calidad propia de esta marca alemana.

jueves, 7 de junio de 2012

MIS CITAS CON ILSA


TALLER DE NARRATIVA
Ejercicio - Elegir una noticia de prensa y, a partir de ella, escribir un relato. El titular que elegí es SANTA CATALINA, 30 AÑOS MUY GIJONESES. La noticia habla de la adquisición de los terrenos del Cerro de Santa Catalina, que el Ayuntamiento de Gijón compró al Ejercito hace tres décadas.


Yo nunca supe que mi parque preferido había sido antaño zona militar. Tampoco intuí que los restos de edificaciones que por allí se esparcen son vestigios de antiguos búnkeres y polvorines. ¡Cómo se me iba a ocurrir que lo que para mí es un balcón con maravillosas vistas sobre el mar, para esos tipos a los que les gusta jugar a los soldaditos fue sólo un sector de interés estratégico! Sí, ya sé que es raro que habiendo nacido aquí desconozca estos datos. Tal vez sea porque nunca mostré interés por los ejércitos y sus guerras. O quizá se deba al hecho de que estoy enamorado y, claro, voy por la vida sin enterarme de nada.

Para mí el Cerro es un lugar de esparcimiento al que acudo a diario con mi amigo Carlos. Nos gusta caminar por sus empinados senderos y, sobre todo, jugar a la pelota. Con el buen tiempo solemos sentarnos sobre la hierba, con la brisa que llega del oeste acariciándonos el rostro, a ver cómo el sol tiñe de tonos anaranjados el agua de la bahía con los últimos rayos de la jornada. Bueno, eso es lo que él dice. Yo paso de esas cosas y si me quedo a su lado es para hacerle compañía.

Sin embargo hace unos meses todo cambió, cuando conocimos a las chicas que trastocaron nuestro universo. Hasta ese día fuimos los típicos compañeros inseparables. Pero aquella tarde, cuando vimos a contraluz las siluetas de Ilsa y su amiga Clara junto a El Elogio del Horizonte, conocimos nuevas sensaciones hasta entonces nunca percibidas.

¡Guau! ¡Aquello fue un auténtico flechazo! Carlos quería impedirlo pero, haciendo caso omiso, me acerqué a ellas y declaré a Ilsa mis intenciones. Así, sin pensarlo. A bocajarro. Y, aunque parezca increíble, ella me aceptó. Sin reservas ni condiciones. Sin pedir nada a cambio.

Carlos en cambio es más comedido. Seguro que también quedó encandilado de aquella chica desde el primer momento, pero le gusta tomarse su tiempo y analizar pros y contras antes de tomar una determinación. Parece que Clara y él se lo están tomando con calma antes de decidirse.

A nosotros, a Ilsa y a mí, nos parece que dan demasiadas vueltas al asunto. Solemos dejarlos solos, hablando de sus cosas, y nos vamos a pasear en silencio, dando vueltas a la deriva sin alejarnos demasiado. O hacemos ejercicio corriendo por el prado, a ver quien llega antes hasta aquellos matorrales. A veces nos acercamos al borde del acantilado, muy juntos los dos, y miramos como flotan las lanchas ahí abajo. Entonces respiro todo lo profundo que puedo, para llenar mis pulmones con su aroma. ¡Me encanta el olor de Ilsa!

Luego, al caer la tarde, descendemos los cuatro en dirección a la ciudad. Deambulamos por sus calles hasta que, ya de noche, nos despedimos de ellas en aquella esquina. ¡Siempre esa maldita esquina! Después un baño, una buena cena y a la cama. A soñar con el Cerro, con Ilsa y con un mundo sin esquinas que nos separen.

Yo nunca supe que mi parque preferido había sido antaño zona militar. Sí, ya sé que es raro. Tal vez se deba al hecho de que estoy enamorado. O acaso sea porque me llamo Brandy, tengo cinco años y soy un Fox Terrier…

lunes, 4 de junio de 2012

CON UN DEDAL



Después de tantos años coleccionando pipas se me ocurren mil maneras de fabricar una, pero hasta que llegó esta pieza a mis manos no había imaginado que se podía hacer una pipa a partir de un dedal de costura.

Así, acoplando al dedal un tubito metálico, algún artesano consiguió este utensilio de fumar. Luego sólo quedó adornarlo y ponerle ojos, boca y narizotas.