lunes, 9 de septiembre de 2013

PARAJE INHÓSPITO


Durante los cortos y gélidos días de invierno no parece haber vida en aquel paraje inhóspito

22 comentarios:

  1. ¡Ay Oñera como te anticipas al invierno! Brrrrr, hasta se siente el relente al contemplar tu acuarela. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya está ahí Carmen, a la vuelta de la esquina...
      Gracias por pasar por aquí y comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Pues yo en ese papel sí veo vida y no poca.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es bueno Sergio, que la obra tenga vida.
      Gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Ola,esta bela paisagem de inverno fez-me lembrar algumas cenas do filme "Dr.Jivajo".Meu maior abraço e uma excelente semana.SU

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fico feliz em ter alimentado as suas memórias, Su. E, no caso de um filme assim.
      Muito obrigado.
      Um abraço.

      Eliminar
  4. Hola Oñera: Que hermosa serie de paisajes, me gusta el tono naranja que le has dado para alegrar este motivo casi invernal. Un gran abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mercedes. Ese toque resta un poco de monotonía al paisaje.
      Feliz de que te guste esta serie de acuarelas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Me encanta el cielo y como reflejas sus colores en la nieve. Preciosa acuarela Oñera. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que últimamente lo que más gusta de mis acuarelas son los cielos. ¡Tendré que cuidar más el tercio inferior del papel!
      Gracias Eva.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. La verdad es que yo no plantaría allí, ni la tienda de campaña :D . Muy bien expresado con los pigmentos y el agua lo que querías transmitir. Enhorabuena! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es precisamente el paraje ideal para acampar, Jesús.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Brrr ¡Qué frío!, pienso al mirar tu acuarela. Ni siquiera ese amarillo del cielo presagia un termómetro sobre cero... Me encanta ese cielo, me digo. Si uno se pasea detenidamente por él puede contemplar la batalla sin cuartel que allí se está librando. La bruma del horizonte siendo desbancada por el movimiento de las nubes grisoso-violáceas. Las nubes violáceaas ascendiendo hacia el pequeño feudo del timido azul, acorralado en un rincón quién sabe si esperando refuezos o, tal vez abriendose paso, lenta pero certeramente. A fin de cuentas estamos en plena batalla y todo podria ser. Y en lo alto, el blanco y el amarillo en un combate del que ambos se creen vencedores y que, probablemente, ninguno ganará. Y abajo, la vida: agazapada, espectante, latiendo tímidamente bajo la nieve.

    Abraozotes,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imposible Margarita: ¡todo eso no cabe en una acuarela tan pequeña!
      Gracias por otro comentario de matricula de honor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. En el paraje inhóspito no habrá vida pero en tu acuarela si, me gusta mucho el cielo.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es bueno: ¡que la acuarela transmita que está viva!
      Gracias Rosa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Buena acuarela, Oñera. Con un cielo muy conseguido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juan. ¡Encantado de que te guste!
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Pues si , has conseguido que sienta el frio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Frío, calor o lo que sea. Que el espectador sienta algo. ¡Eso es lo que perseguimos!
      Gracias Ina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Apete ya un paisaje así. Que maravilla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya cansaremos del frío invierno...
      Gracias Teresa.
      Un abrazo.

      Eliminar