jueves, 20 de febrero de 2014

SEPIOLITA


En esta ocasión muestro varios barbudos realizados en sepiolita (más conocida como meerschaum o espuma de mar)

Se trata de pipas elaboradas a mano por artesanos turcos, país que en la actualidad es el mayor productor mundial de este mineral.

Más valiosas son las realizadas hasta principios del siglo XX por artistas rusos, húngaros y, sobre todo, vieneses. Pero claro, esas pipas están fuera del alcance de un coleccionista modesto como yo.





18 comentarios:

  1. Tenía yo curiosidad por estas tantas veces leídas... ¡preciosas Oñera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son chulas Urumo, pero muy sencillas viendo las maravillas que hay por ahí...
      Aún me quedan por mostrar algunos ejemplares, también de espuma de mar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Unas obras de arte increiblemente bonitas, no me extraña que a ti se te caiga la baba , siendo ademas coleccionista. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay excelentes artesanos en Turquía, Eva. Desde hace tiempo tengo pendiente un viaje para verlos trabajar...
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Por supuesto que son maravillosas.
    Como maravillosa toda tu colección.
    Puedes estar orgulloso.
    Te felicito con un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mariluz. Poco a poco iré mostrando en el blog toda la colección...
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Un lavoro splendido su queste pipe, davvero preziosi ! Abbraccio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciao Jane. Vedete, gli artigiani turchi miracoli.
      Un abbraccio.

      Eliminar
  5. Hermosa colección, pequeñas obras de arte, felicitaciones Oñera por tan exquisito hobby. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún quedan muchas pipas por mostrar, Mercedes. Espero que también te gusten...
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Jopé, para ser un coleccionista modesto, como tu dices, tienes unas joyas de pipas, que además de preciosas, valen lo suyo!! De sencillas...NADA!! Te lo dice un amigo que ha estado más de quince años fumando en pipa y sé lo que cuestan.
    Tu colección es maravillosa!!! Te felicito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que tienes una colección de unas 50 pipas, Joshemari. Seguro que entre ellas las hay más valiosas que éstas que muestro en el post.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  7. Alejado, desde hace mucho tiempo, del mundo del fumar, aprecio, en lo que
    vale, la artesanía de las pipas, su variedad de materiales y su diversidad de talla.
    En mi época de ceramísta, yo mismo me había confeccionado algunas en arcilla,
    para mi consumo. Las de espuma de mar, siempre han sido, por su belleza, las
    que más he admirado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fabricadas por uno mismo... ¡esas sí que son piezas únicas!
      Todavía me quedan algunas pipas de espuma de mar por mostrar, Fernando. Les dedicaré una entrada en el blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. De una gran belleza, lo que se consigue con este material. Estupendas tus exposiciones de pipas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo tienen estas pipas de espuma de mar que a todo el mundo le gustan...
      Un abrazo, Jesús.

      Eliminar
  9. Son unas pipas preciosas, nunca las había visto. Me llama la atención el nombre que reciben.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las piezas de espuma de mar son un clásico en el mundo de las pipas, Sonia. Como ves no tienen nada que ver con océanos y mares, sino con las minas turcas de sepiolita.
      Un abrazo.

      Eliminar