lunes, 20 de octubre de 2014

EXTRAÑAS PALABRAS



Esta mañana he recibido una extraña llamada. ¡Joder! Jamás había oído esas palabras dirigidas a mí. Desconcertado pensé en no asistir al trabajo, pero debo mantener las apariencias y continuar con mi vida normal. Se hace tarde. Cuando vuelva borraré el mensaje del contestador.

Al inspector Pedralles le sorprendió no encontrar nada en el domicilio de aquel pederasta. Todo normal en armarios y cajones. Nada sospechoso en el ordenador. Tan sólo esa escueta llamada, que volvió a reproducir por última vez. Y de nuevo escuchó las palabras te quiero.

14 comentarios:

  1. Inquietante microrrelato, parece un buen arranque para el comienzo de una novela negra, seguro que el inspector Pedralles daría mucho juego.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los finales abiertos siempre dejan al lector con la sensación de que esto no acaba ahí...
      Gracias Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Ambiguo e inquietante este relato. Vamos, que nos dejas en ascuas, con la cabeza barajando hipótesis varias y con ganas de más... Ahí es na...

    Abrazotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que el lector (la lectora, quiero decir) quede con ganas de más...
      Muchas gracias, Marga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Oñera es bonito darle juego a la imaginación, y tu tienes arte para todo.
    Te felicito , adelante y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mariluz. ¡Imaginación al poder!
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Si la voz era femenina, quien sabe lo que diría a continuación....
    si habia continuación.... si era infantil... quizá seria te quiero contar un cuento...
    pero si era masculina.... y de su jefe.... lo que seguro que no decía... era
    te quiero subir el sueldo !!!! una cosa es QUERER otra poder, y la otra, como
    muy bien dices al empezar... JODER !!!!
    Vivir para ver

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Joder! ¡Qué acertado estás! De subir el sueldo... ¡nada de nada!
      Un abrazo, Fernando.

      Eliminar
  5. Tus relatos no dejan nunca indiferente igual que tus pinturas. Este me parece muy bueno! Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Eva. Encantado de que me leas...
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Oñera: Breve y jugoso relato, con un final para imaginar..... De aqui se deduce que además de pintar muy bien, coleccionar pipas , tienes además una gran habilidad para estos relatos imaginarios... Muy bueno!! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste el microrrelato, Mercedes. Habrá más...
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Oñera que chulo, me gusta mucho. Lo he leido varias veces y me encanta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rosa. Como ya comenté habrá más...
      Un abrazo.

      Eliminar