martes, 23 de septiembre de 2014

DE VUELTA CON EL PRINCIPITO


 Fue un verano extraño, sobre todo la última parte. Pocas ganas de dibujar, pintar o escribir. No sé...

Pero ahora, con la llegada del otoño, vuelvo con la idea de recuperar la continuidad perdida. Y qué mejor manera que hacerlo de la mano de El Principito.

¿O pensábais que os íbais a dehacer tan facilmente de mí?