domingo, 18 de enero de 2015

AHORA O NUNCA


Tanto tiempo coincidiendo en el Metro sin dirigirnos una palabra. Tantas horas compartidas en el vagón, evitando que se crucen nuestras miradas. Me va a tomar por tonta si sigo haciéndole creer que no me enteré cuando antes se me arrimó. No sé, me da corte, pero debería decirle algo. Bueno, venga, va… ¡Ahora o nunca!

––Eh, tú: ¡Devuélveme la cartera hijoputa!

18 comentarios:

  1. Jiiiiiiiiiiiii... qué bueno. Lo que parecía que iba a encaminarse en affaire amoroso, jiiiiiiiiii Muy bueno, muy bueno, Oñera, jajajaaaaaaa

    Abrazotes (pues ya ves, que con esta historieta tuya me voy a preparar la cena con muy buen humor, jiiiiiiiii)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cena sabe mejor si se cocina con una sonrisa...
      Muchas gracias, Marga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. jajajajajajja qué grande eres, nadie como sabe sacar una carcajada.
    Buenas noches, Oñera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Olga. Gracias por reir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Buenísimo Oñera!! Creía que era una novela romántica y salió distinto.......el final. Un abrazo amigo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso intentaba, Mercedes: ¡sorprender al final!
      Gracias por leerme.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Y en la parada siguiente.... me quedé sola.... y sin cartera !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O ella le roba el corazón al ladrón y se quedan a vivir en el Metro por siempre jamás...
      Un abrazo, Fernando.

      Eliminar
    2. Tus histórias, como tú, siempre son muy humanas.

      Eliminar
    3. Se hace lo que se puede, amigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Muy sorprendente, jaja. Y es que hasta hay que armarse de valor hasta para reclamar lo es de una misma.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorprendente quería ser este microrrelato, Carmen. Si lo he conseguido me doy por contento...
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Eso son vivencia y lo demás son tonterías, amigo Oñera.
    Pero sí, la vida es una gran aventura, no hay que ir a la junglas.
    Te felicito por tu imaginación, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mariluz. ¡Por imaginación que no quede!
      Un abrazo.

      Eliminar