domingo, 8 de febrero de 2015

OTRAS DOS


Otro par de pipas de agua de diferente forma y procedencia. Adquirí la primera hace muchos años en el Rastro de Madrid (su depósito es de cerámica y los accesorios de cristal)  Compré la segunda, tras el regateo de rigor, en un pequeño comercio de la Medina de Marrakech (frasco de perfume tuneado, madera y hueso)

16 comentarios:

  1. Curiosas ambas. La primera,con sus formas lisas, brillantes, redondeadas, tan acariciables, a medio camino entre el matraz de laboratorio y el pipote del vino, me recuerda también por su decoración a un dosificador para jabón y me encanta. La segunda, no sólo me gusta, sino que, además, me asombra por lo ingenioso de ese sabio reciclaje: "Macguiverismo" en estado puro...

    Abrazotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía quedan ejemplares para mostrar, Marga. A ver si las próximas también te gustan...
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Oñera, verdaderamente tu colección es una maravilla.
    Mis felicitaciones y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una colección modesta que iré mostrando poco a poco.
      Un abrazo, Mariluz.

      Eliminar
  3. Due modelli molto originali , non sembrano neanche pipe ! Abbraccio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nella collezione ci sono pipe di tutte le forme e dimensioni ...
      Un abbraccio, Jane.

      Eliminar
  4. Las dos de lo mas originales, pero me quedo con la segunda por su encanto marroquí añadido. una feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre las pipas de mi colección no sabría con cual dedarme, pero esa marroquí sí que tiene un encanto especial...
      Un abrazo, Eva.

      Eliminar
  5. Jo, pero cuantas tienes? Y qué modelos tan curiosos. Una verdadera joya de colección!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace tiempo que no las cuento, pero serán unas 300 pipas.
      Y las que quedan por venir, Joshemari.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Estaos dos ejemplares, serían dignos en los grandes salones de belleza,
    el uno, por su parecido a un dispensador de jabón, como dice la Pitonisa,
    y el otro, bello frasco de perfume.
    Son dos pipas, que ante la presencia del Carnaval, se han disfrazado, para
    ir a la RUA, en la carroza de Sara Montiel,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No des ideas, Fernando. Si mi mujer descubre esos nuevos usos para mis pipas... ¡me quedo sin colección!
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Me gusta mucho la primera pipa porque es muy decorativa y la segunda por la originalidad del hábil artesano para transformarla en una pipa.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pipas de muchas formas, tamaños y colores van formando la colección...
      Un abrazo, Eva.

      Eliminar
    2. Creo que el 10 de frebrero a las 23:51 no fue uno de mis momentos más lúcidos, así que mil perdones Sonia.
      Abrazos (ahora sí)

      Eliminar