jueves, 26 de marzo de 2015

CRISTAL


Regreso tras unos días desconectado por culpa de una banda de virus, a los que les pareció buena idea instalarse en mi ordenador. Solucionado el problema escojo para la ocasión dos delicadas pipas de cristal, de esas con las que hay que tener especial precaución cuando se realiza zafarrancho de limpieza en el interior de las vitrinas.

16 comentarios:

  1. Qué rollo eso de los virus, todas estas cosas me ponen muy nerviosa.... Me alegro que todo esté solucionado..

    Pipas de cristal, que delicadeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una gripe que tenía que pasar el ordenata...
      De cristal y tan estrechitas que da miedo cogerlas, Olga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Pues ya me tenías en ascuas, Brad mío. Pensando en si estarías pocho, atacado por algún perverso virus estacional, o vacacionando, cosa también estacional, si bien mucho más grata -como ves, muy en mi línes, nada de términos medios, como que podrías estás haciendo zafarrancho de vitrinas, por ejemplo... no... pa qué... habiendo dos posibilidades extremas, jiiiiiiii- pero lo que no esperaba era este tipo de ataque vírico... que para estos no hay farmacia de guardia...

    Pues son preciosos, finísimos, estilizados, delicados, estos dos ejemplares que nos muetras hoy, pero no nos dices de dónde vienen o cómo llegaron a ti (con lo que me gusta a mí conocer esos entresijos).

    Abrazotes gordotes
    Posdata: cuidadito con los virus: los humanos y los otros, jiiiiiiiii
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguna escapada hay a la vista, Marga. Con ganas de dibujar mucho...
      La verdad es que estas pipas llevan conmigo muchos años. Ya no recuerdo cómo llegaron hasta la vitrina del salón.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Los virus, los hackers, las cookies o como se escriba... a veces somos víctimas de sus malas artes y se ve necesario enviar el enfermo al hospital. Me gustan esas pipas por lo que tienen de "transparencia" y ésta sí que deja ver todo su interior.
    Bienvenido de nuevo al mundo bloggero.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni idea de cómo llegaron hasta aquí los virus, Carmen. Pero una vez pasado por el sanatorio, parece el el ordenata funciona bien.
      Siempre me gustaron las pipas de cristal. Ya mostraré alguna más.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Que bien verte de nuevo, aunque sea tras el cristal de tus pupilas,
    no las de tus hojos,naturalmente, sino de tus miembras coleccionadas.
    Si el virus te hubiera tumbado a ti.......! Menudo virus !!!.
    El paraguero actual, que es el que repara los ORDENATAS, de algo tiene que vivir,
    Buena, y vistosa, tu transparéncia pipil, hoy dia que está reclamandose por doquier,
    sin apenas conseguirla, llegas tú con una carga inimaginable de ella.
    Por mi parte, saberte ...... es muy superior a tus pipas, por transparentes, cristalinas,
    y chupables y bellas, que lo son.
    Queda de Vd. su afmo. que lo es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer reencontrarme con vosot@s, Fernando. Ojalá el reencuentro pronto sea en persona, de los de verdad...
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  5. Bueno Oñera, mejor que los virus se instalen en el ordenador
    que en nuestro organismo.
    Este invierno hemos tenido virus de todos colores paseando por los organismos
    de de los pisanos, Ufff...
    Te felicito por estas pipas bonitas pero delicadas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo Mariluz: ¡los virus mucho mejor en el ordenata!
      Gracias amiga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Sono molto belle ed elegante queste pipe, ma terribilmente fragili. Abbraccio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Jane, usted debe tener cuidado al limpiar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Oñera: Se te extrañaba en el mundo bloguero, pero bien , menos mal que el ataque de virus fue a tu "ordenata", sino quedarías ajeno largo tiempo en mostrarnos tus trabajos y colecciones de pipas, están son majestuosas, por la delicadeza y fragilidad. Felicitaciones amigo y abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son buenos estos virus, Mercedes. Pero si hay que sufrirlos... ¡que sea en el ordenador!
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Bueno, bueno, ya veo que tu silencio era por causa de virus. Menos mal que no era por otros problemas más serios. Qué malos son!! Se te meten y te joroban todo. El antivirus no pudo hacer nada? O, no tenias.
    Increíble esa colección de pipas que tienes y desde que te conozco, diría que van procreándose...
    Un abrazo y no estés viendo por Internet programas que no debes ver... Ja, ja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La colección crece gracias a amigos como tú, Joshemari.
      El otro día busqué información sobre una peli de los años sesenta que se titula "La presa desnuda" y no veas lo que salió por aquí...
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar