viernes, 19 de junio de 2015

VESTIDITA COMO PA IR DE BODA


Así veo yo a esta pipa. Preparada con sus ornamentos y predrerías de los domingos y fiestas de guardar. Y así de guapa luce. ¿O no?

8 comentarios:

  1. Hola Oñera: Estuve un poco ausente en el ciberespacio y veo que has trabajado mucho y presentado nuevas pipas, como esta que es muy llamativa por la ornamentación. Te envío un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se te echaba en falta, Mercedes. Bienvenida de nuevo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. No paran de sorprendernos, las PIPOÑERAS, parecía
    imposible la cantidad de variedades, que podías ofrecernos.
    Cuesta añadir algo a lo ya dicho, solo que si fueran comestibles,
    podrías ofrecer un menú diferente, a lo largo del año.... o mas !!
    Esta, por su categoría, podría ser el plato consistente, de una
    puesta de largo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente las pipas que se comen son las otras, Fernando. Las de girasol...
      Estas déjalas tranquilas en mis vitrinas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. E vero, sembra una pipa vestita per una occasione speciale :-)) Abbraccio e buona giornata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sembra così bella nel mio ripostiglio ...
      Un abbraccio, Jane.

      Eliminar
  4. Pues a mí ( ah, qué novedad, Marga se hace su propia peli) se me antoja un pajarito muy pizpireto y tan pimpante sobre una rama... (el pajarito, ignoro si va o no a la boda, está hecho un pimpollo, un primor. Parece incluso que otea el horizonte -seguramente se le alegren las pajarillas si las pajaritas que van a la boda se ponen tan acicaladas como él: Fin de la primera parte.)

    Abrazotes gordotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no acabo de ver yo al pajarillo, pero si lo es seguro que se lleva a las pajaritas de calle...
      Un abrazo, Marga.

      Eliminar