lunes, 6 de julio de 2015

ARCILLA


Siempre me asombró lo que un artesano es capaz de hacer a partir de un poco de barro. Sin ir más lejos, esta pipa fue realizada con arcilla y una pizca de pintura. Y también con mucho arte, una buena dosis de imaginación y algo de magia...

12 comentarios:

  1. Sin duda el artesano no necesitaba grandes medios, pues tenía una gran sensibilidad artística.
    A mí esta bellísima pipa me recuerda la estampa japonesa. Su delicadeza en el color, su forma sutilmente curvada es, tal como yo lo siento, un puente japonés. Una vez cruzado, nos encontramos con la solitaria Sakura, o flor del cerezo japonés, uno de los símbolos más representativos de la cultura japonesa. Creo, Oñera, que esta es una pipa que no cansaría contemplar.

    Abrazotes gordotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy chula esta pipa, Marga. ¡Más de lo que transmite la foto!
      Te imaginarás que en lo que a contemplar pipas se refiere soy bastante afortunado...
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Seguro que Doña Margarita se pegaría buenos fumetazos, contemplandola
    en su mano..... !!!
    A mi me produce ańoranza, no de fumeta, si de alfarero, en mi larga vida, he
    hecho un poco de todo, y en mis 25 años de ceramísta, me hice algunas pipas
    de barro, nunca tan bellas como esta, el arte oriental está a años luz de mi
    un tanto así así, sensibilidad.
    Es preciosa..... !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me seas modesto, Ilustre. Seguro que las que tú hacías no tenían nada que envidiar a ésta...
      Un abrazo, Fernando.

      Eliminar
    2. Ay Ilustre, como fumeta rehabilitada (27 años rehabilitada), o sea, como exfmeta, puedo aseverarle sin dudar que podría contemplarla -la pipa, claro- en mi mano largo tiempo, quedando igualmente extasiada ante su belleza -la de la pipa, of course- sin necesidad de inhalación alguna de ceodos, jiiiiiii....

      Beso sus Ilustres manos modeladoras de vario-pintos barros, jiiiiiii ;D
      Posdata: no nos sea modesto. Como dice mi Brad, seguro que eran unas pipas muy ad-hoc

      Eliminar
    3. Me ganas por dos, Marga. Yo llevo 25 años sin fumar y ya ves: ¡rodeado de pipas!

      Eliminar
  3. La pureza de líneas le confieren una gran elegancia de forma y el resalte de los relieves con el color blanco la hace más bella. Preciosa.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya estoy buscando por las vitrinas para mostraros más ejemplares de arcilla.
      Un abrazo, Carmen.

      Eliminar
  4. Hermosa y delicada pipa de arcilla, no se si seré golosa pero me recuerda a un chocalate con pastillones de menta ...... será ilusión óptica o ilusión golosinera. ja-ja.Un abrazo amigo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te puedo asegurar que ninguna de mis pipas es comestible, Mercedes. De lo contrario me temo que quedaría sin colección...
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Oñera los artesanos tienen mucha magia en sus manos sí. A mi todo lo artesanal me apasiona, como tu pipa, tan original y bonita. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen mucho arte los artesanos, Eva. Nunca dejan de sorprenderme...
      Un abrazo.

      Eliminar