jueves, 23 de julio de 2015

FAROLAS DE LUANCO


No recuerdo si aquel día dibujé otra cosa (el puerto, la playa o el Museo Marítimo no son malas opciones en la villa gozoniega), pero está claro que con el tema de las farolas me despaché a gusto.



 

9 comentarios:

  1. No sólo numerosas, sino hermosas han de ser estas de Luanco, pues tu atención atrajeron... No obstante, la belleza no es tal sino por los ojos que miran y ven y sienten. Y acaban por obrar el milagro sobre el papel.

    Abrazotes gordotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada Marga: ¡que estaba farolero aquel día!
      Mil gracias por tan poético comenteario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Tienes, a bien seguro, una farola para cada pipa.
    Lo bueno es que los bellos dibujos, faroleros, son
    hijos tuyos !!
    Ver tu coleccióm de farolas de LLuango, es un
    verdadero GOZÓN.!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me excuso de mis erratas.
      Naturalmente, es LLUANCO.

      Eliminar
    2. Sí señor: "faroles de Lluanco" se tenía que haber titulado este post...
      Y sí Fernando... ¡Luanco es una gozada!
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Se ve que Luanco está bien iluminado, y tú como buen farolista has aprovechado la ocasión para ponerlo de maifiesto.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Carmen, como ves practicando el farolismo en el cuaderno...
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola farolero! Tendrás que hacer una postalita con el dibujo de un farolero encendiendo un farol con unas frases de la época, felicitándonos a todos, las Navidades. Te doy la idea.
    Lo viviste en tu tierra? Aquí, en cierta época, todos, el farolero, el basurero, el urbano, el del colmado, el que regaba las calles... todos!!!! Te deseaban unas felices fiestas.
    Hoy solo pasa "el cobrador del frac" y gente así... qué pena!
    Cómo han cambiado los tiempos?
    Bueno, como dice Carmen, Luanco está iluminado! Y tú también!!!
    Eres un genio!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo las postales del basurero y el cartero felicitando las fiestas y, claro, pidiendo el aguinaldo. ¡Qué tiempos aquellos!
      Tú sí que eres un genio, maestro.
      Un abrazo, Joshemari.

      Eliminar