lunes, 23 de noviembre de 2015

TODO ES MENTIRA


No sé qué ocurrió. Juro que no lo sé. No recuerdo si me dirigía al colegio o ya venía de vuelta tras recoger a Lucía. Ojalá pudiera salir de mi cuerpo y verlo todo desde arriba, como en las películas. ¡Dios! Así podría saber si la niña estaba conmigo. Pero todo eso es mentira. Tampoco ves pasar tu vida en imágenes ni hay un túnel que te conduce a una gran luz. Acabas tendido en la cuneta, en una postura ridícula y con un sólo zapato. Y ya está.
Te quiero mucho, dice la muñeca que le regalamos por su cumpleaños cuando la pisa el tipo que viene a cubrirme con una manta. ¡Joder! Si al menos consiguiese recordar…

8 comentarios:

  1. Espeluznante..... es tan mentira, que ni yo mismo soy yo, pués
    no cazo ni una..... !!!! Mas matao... !!!!
    Solo recuerdo que esta mañana, al ponerme el primer zapato, no
    tenía la manta encima.
    Te felicito, postrado en la cuneta, era yo... ??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deja, deja, Fernando... ¡mantas de esas cuanto más lejos, mejor!
      Muchas gracias, amigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Uf! Un buen relato. De esos que te van minando el ánimo según lees, porque intuyes que algo no muy bueno sobrevuela entre líneas. SIn violencia explícita, sin sangre alguna, tal y como lo muestras aquí, con esa imagen de la muñeca, valdría perfectamente para la campaña de concienciación de la DGT. Afortunadamente compruebo y soy consciente de conservar mis dos zapatos...

    Abrazotes gordotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los zapatos bien puestos Marga, que ya llegó el frío...
      Gracias por leerme.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Mejor que quede en un mal sueño, una pesadilla desasosegante que mejor no recordar... Muy bueno.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces también salen tragedias cuando los dedos teclean...
      Muchas gracias, Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Oh, veo que no ha quedado mi comentario anterior en esta página (?).
    Oñera ese mini relato, está lleno de pequeños relatos muy profundos, que sugieren cosas tristes, pero no voy a meterme con ellos, sino que me encanta cómo los describes, en tan poco espacio y dejas que los demás hagan su película! Eres grande!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata Joshemari, de hacer que el relato que escribes remueva algo en el lector...
      Muchas gracias, amigo.
      Un abrazo.

      Eliminar