jueves, 21 de enero de 2016

AMÉN



AVE MARÍA PURÍSIMA

––¿Que has hecho qué? ––gritó sacando medio cuerpo del pequeño cubículo.
––¡Pero padre! ––se sonrojó arrodillada en el lateral del confesonario–– ¿Cómo iba a saber que hoy lleva puesto el sonotone?



DUDA

¿Las monjas heridas van a la sala de curas?



SAGRADA HISTORIA

––Y tras ser expulsados del paraíso, Adán y Eva tuvieron tres hijos: Caín, Abel y Set ––explicó sacudiéndose restos de tiza de la sotana––. Y de ellos descendemos todos nosotros.
––¿Me podría aclarar esto último, padre? ¿Eran tres hermanos varones y la única mujer que existía era su propia madre?
––Del mono, niño. ¡El hombre desciende del mono!

14 comentarios:

  1. Sin pecado concebida! Pero qué buenos son esas pequeñas historias que se te ocurren, amigo.
    Tú también vienes del mono?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda desciendo del mono, ybel mono desciende del árbol... ¡así que a saber de dónde venimos!
      Muchas gracias, amigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Pues de peniténcia, lo harás tambien conmigo, no contigo no eso nunca !!!
    Despues del altercato la llevaron a la sala de curas.... Repite ante nosotros
    lo que has compartido con el mosén... !!!! aullaron los presentes en el cenáculo,
    nooo! eso en público noooo.... dejadla.... os lo explicaré todo, espetó el confesor,
    Como es secreto de confesión, solo os puedo hacer un dibujo en la pizarra,
    viene de muy lejos, desde el paraíso terrenal.... . Veis el parecido..?? Veis su frente
    aplastada, y su mentón saliente... ??? no habeis reparado en que siempre, a la pobre,
    le dicen por doquier .... "que mona que eres ?." Y con razón, es la viva reproducción
    de su antepasada, la novia de Abel, por eso los hecharon, pasaban el dia fornicando
    y sus hermanos se cabrearon, a tal punto, que dicen que Caín llegó a matarle de
    envidia. Gracias padre confesor !!! exclamaron todos, a coro, y en gregoriano......
    y como lo habeis descubierto...... La muy ladina, se había comido toda nuestra reserva
    de cacahuetes, para todo el año, un Ooooooh !!! De lamento acalló el resón de los
    canticos..... Y ahora que comeremos, paseando por el claustro...!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Dios nos coja confesados! -exclamó un pequeño mono cruzando el claustro diagonalmente.
      ¡Con la iglesia hemos topado! -constestó el macaco que caminaba a su lado tratando de no perder el paso.
      Cuando llegaron a la sacristía comprobaron consternados que se había acabado el vino.
      ¿Ves como es cierto? -dijo el macaco sin dejar de hacer aspavientos-. ¡Lo que yo digo va a misa!
      Y allí se quedaron por los siglos de los siglos. Ellos, que lo único que querían era vivir como curas...

      Eliminar
    2. Que diáfanas se ven las cosas, desde Oviedo.

      Eliminar
    3. Más bien desde Gijón, amigo.
      Será que acostumbramos a mirar entre la lluvio o a través de la neblina del mar...

      Eliminar
    4. Mil diculpas...., los cocos viejos no son de fiar.

      Eliminar
    5. Tu coco es fiable al 100%, Ilustre. Ya quisiéramos muchos que nos funcionase como a ti...

      Eliminar
  3. Hola Oñera: Buen momento para reir con tus ocurrencias y el contrapunto de Don Fernando...Desde la calurosa Bs,As. Mis saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unas risas nunca vienen mal, Mercedes. También calor por aquí, casi como en verano...
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. No sabía de tu vena vaticana... pero para unas risas, genial. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si consigue hacer reir, el post cumplió su cometido.
      Un abrazo, Jesús.

      Eliminar
  5. !Realmente hacéis un tándem que ya quisieran teneros de guionistas los de martes y trece! Me he reído una jartá, gracias Oñera de Xixón.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la colaboración de Fernando es díficil no hacer reir, Carmen. Gracias a ti por la visita.
      Un abrazo.

      Eliminar