sábado, 11 de febrero de 2017

AÑORANDO EL VERANO



En jornadas oscuras y frías como la de hoy, en la que ya está anocheciendo sin haber amanecido del todo, me vienen a la memoria luminosos días de estío en los que dibujar al aire libre es un placer.
Aún falta mucho para el verano, claro, pero quiero compartir con vosotros algunos de mis recuerdos veraniegos...














22 comentarios:

  1. Me has convencido totalmente con tus fotos y tus maravillosos dibujos de ese paisaje ameno y hermoso. No hay color. Eso de que anochezca pronto, estos temporales de viento —el frío lo llevo mejor—, las hermosas nevadas que uno aprovecha para quebrarse un remo...
    Por eso, de vez en cuando, por estas fechas, nos vamos para la costa para ver que allí los almendros están ya en flor, que cuando hay sol, que es lo más fgrecuente, te sobran dos o tres capas de abrigo. En fin, vamos a acompañar a la primavera que se va acercando poco a poco, como intentando arrastrarla, tirar de ella, hacerle que se venga con nosotros.
    Pero vienes de vuelta, subes 800 metros desde el mar y baja el termómetro, los almendros vuelven a esperar sus flores y te encuentras otra vez en invierno.
    Tendremos paciencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer fue en Gijón un día especialmente oscuro, con ese cielo plomizo que da la sensación de que no llega a amanecer del todo.
      Por aquí la primavera suele tardar en llegar, así habrá que tener bastante paciencia...
      Muchas gracias, Pepe. ¡Si es que con buen tiempo da gusto cuadernear!

      Eliminar
  2. La vida es sueño, y no hace falta tener un calderón,
    con un potaje, en permanente hervor, para OÑORAR el
    resplandaciente futuro, que nos auguras.
    Volverán cantarinas amapolas, en tu papel acuarelas
    a pintar, y senderos, de nos, no conocidos, esos tu
    plasmarás.
    QUE CALOR !!!!! con color.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Añorar y oñerar. Calor y color... ¡Pero siempre un gusto leer tus comentarios!
      Volveré a cuadernear por esas sendas, amigo.
      Muchas gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  3. El estado de hibernación sólo es un momento pasajero para coger impulso y renovar fuerzas, así que esta invocación a la primavera seguro que no caerá en saco roto. Precioso y esmerado recordatorio, pero no te olvides de volver a las andadas... que te esperamos impacientes.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al estado de hibernación propio de la época hay que añadir el hecho de que esta temporada estoy muy liado, así que poco pinto y dibujo.
      Pero volveré a las andadas, Carmen. No lo dudes...
      Muchas gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Bueno, viendo tu panorama marítimo estival sobre el papel a una se le ponen los dientes largos. No porque acá tengamos un viento gélido del carajo y lo que acá llaman asperura se clave en el cutis como alfileres mientras tu velero velero surca las azules aguas veraniegas... Aún así, en medio de tan airoso y fresco panorama, a una le da por subir a las siete de la tarde de un sábado al castillo de Peñafiel para contemplar en disfrute solitario cómo se ilumina el pueblo en soledad. Envidio tu paisaje pintado, Brad mío, pero recordando la estampa de ayer, mentiría si te dijera que añoro el verano, Brad mío. Hay un extraño magnetismo en la fría soledad del paisaje envuelto en el más crudo invierno que, bien pertrechada, me hace sentir dueña y señora no sólo de un castillo, sino de cuanto desde la altura, abarcan mis ojos.
    Llegará la primavera en un suspiro... ( con sus pólenes, carajo...no lo quiero ni pensar...)

    Abrazotes gordotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que hay que vivir cada estación cuando toca, Marga. Pero el frío día de ayer me hizo rememorar el verano.
      Ya veo que tú disfrutas venga el tiempo que venga, aunque caigan chuzos de punta...
      Un abrazo. Muchas gracias.

      Eliminar
  5. Gracias amigo Oñera, es bonito y alegre el verano.
    Te felicito por tus obras y tus recuerdos veraniegos.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu comentario. Llegará el verano y, en los días más calurosos, nos acordaremos del invierno...
      Un abrazo, Mariluz.

      Eliminar
  6. Hola OÑERA: Es bueno rememorar el tiempo agradable y ya con esas obras estaras palpitando que se acerque rapido la primavera. Por aqui en el fin del mundo el invierno no es tan cruel como por esos lares, aún estamos disfrutando del verano que se presentó basta irregular, por ejemplo hoy lluvioso y gris... Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mercedes. Muchas gracias. También hoy hace mejor tiempo por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Beautiful paintings and fantastic atmosphere in perfect harmony !!!
    Ηave a nice and creative new week !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I do not have much time to paint, but we will try ...
      Thank you very much friend. A hug.

      Eliminar
  8. I tuoi lavori ci fanno sognare, tutti belli ! Abbraccio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ed è bello sognare ...
      La ringrazio molto, Jane.
      Un abbraccio.

      Eliminar
  9. Como me gusta la primera acuarela y el formato... por supuesto los dibujos, geniales, me quedo con los árboles.

    Un abrazo, Oñera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los árboles siempre son buenos modelos: ¡se mueven poco y nunca se quejan del resultado!
      Muchas gracias, Olga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Estás mejor que el Brad Pit ese. Qué felicidad se ve en tus poses fotogénicas y peliculeras!
    Es cierto, que todos soñamos con esa luz del verano y donde estás tú, con esa temperatura tan agradable que en cuanto se nubla, no estorba un jersey. Qué maravilla.
    Todas son buenas, pero esa marina primera, me encanta! Ya sabes que las pinturas marinas me gustan mucho. Felicidades!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por esas razones que comentas echo de menos el verano, Joshemari. Aunque estos últimos días estamos teniendo una primavera adelantada...
      Muchas gracias, maestro.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Bueno... bueno... no te fíes!

      Eliminar
    3. No me fío, no. ¡Todavía queda mucho invierno!

      Eliminar