miércoles, 24 de mayo de 2017

Y TÚ... ¿DE QUIÉN ERES?


Esa es la coletilla con que te interrogaban en los pueblos cuando no te conocían y querían saber de ti. Bueno, pues yo a esta pipa no la conozco, pero sí sé de quién es: ¡mía, que para eso solté los cuartos cuando la adquirí!
Lo que ocurre es que no la ubico. O sea, que desconozco de dónde proviene. Por su forma me recuerda a esas cachimbas que se fumaban ––y aún se fuman, qué caray–– en el centro de Europa, pero no sé...
En fin, lo único que tengo claro es que, con sus 40 cm de altura, bien merece un sitio privilegiado entre las pipas de mi salón.

8 comentarios:

  1. Pues claro que es tuya, y figurante distinguida
    en tu PIPA-MUSEO.
    Ahora bien , para saber su origen, se puede hacer por eliminaciones, no es del Sultán, porque no es de
    oro ni plata, no es de un indio, porque no se la vé
    muy chupada, tampoco parece de girasol... ni de
    la paz.... son muy raras !!! .
    En fin, lograremos saberlo, no te impacientes... !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un ejemplar más para la colección, que además me gusta por su originalidad...
      Un abrazo, Fernando.

      Eliminar
  2. Molto particolare , sicuramente fa la sua bella figura in mezzo alla collezione. Abbraccio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sì Jane, è molto bello. Si guarda bene nella mia collezione ...
      Un abbraccio.

      Eliminar
  3. Al hilo de este nuevo especimen pipero de tan buena planta, pero de incierta nacionalidad, que nos enseñas, se me ocurre que, siendo tú un viajero de peli, con alias de actor, estaría chulo que, como los actorazos de esas pelis, te hicieras (y luego nos enseñaras) el mapa-mundi de tus censados: con su marquita en el lugar correspondiente a su prodecencia y el dibu del censado...

    Abrazotes gordotes (Marga, fuente inagotable de todo tipo de ideas para los colegas, secarral y pozo seco para mí misma, jiiiii... ;D)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es mala idea esa de marcar en el plano la procedencia de cada pipa, aunque me temo que muchas se quedarían sin el pinchito ese a causa de mi desconocimiento.
      Pozo seco... ¿tú? ¡¡Venga ya!!
      Un abrazo, Marga.

      Eliminar
  4. A mi me recuerdan a esas pipas de la paz, que utilizaban los indios. HAU!
    Sea de donde sea, es muy bonita!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es chula, Joshemari. Lo de la procedencia es secundario...
      Un abrazo.

      Eliminar