miércoles, 5 de diciembre de 2018

¡GUAU!

No, en realidad no exclamé "guau" cuando la vi en aquel puesto del mercado de la Place du Jeu de Balle, a primera hora de una soleada mañana a finales de septiembre en Bruselas. Me gustó tanto aquella pipa que me abstuve de dar pistas que pudieran animar al vendedor a ser más duro en el regateo.
Al final el precio fue más que razonable, así que volví a casa con la pipa de los dos cánidos en la maleta...

2 comentarios:

  1. Pipa muy PIPA, Mundo cane, en la unión europea... es que estos
    de Bruselas tienen de todo, y encima se mean...
    Felicidades a sus compañeras de albergue, que estarán contentas,
    y seguras, con los guardianes que les has traído.
    Y ya sabes.... a sacarlos dos veces al dia a la plaza, y tu
    detrás con la bolsita.
    Todo en la vida necesita amor y cuidado, amigo mio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bonita la pipa, amigo. Ya tiene un sitio relevante en la vitrina...
      Un abrazo, Fernando.

      Eliminar