domingo, 28 de octubre de 2018

OTOÑO


Tras falsos días primaverales por fin llega el otoño. Con pinta de invierno eso sí, saltándose todo el preludio que debería haber después del verano.

No sé si ocurrió lo mismo cuando se tomó esa foto, hace más de cincuenta años. Tiempo en que uno aún no se preocupaba de meter barriga cuando posaba para la instantánea…

4 comentarios:

  1. Si te digo la verdad, viendo la belleza y elegancia de tu madre, ni me había fijado en lo de tu infantil pancita. No hay que esconder aquello que tenemos, Brad mío, más aún si es seña de identidad; no metas pancita, es tu pancita y, además, tú lo sabes, la bondad de tu mirada logra hacerle sombra...

    Abrazotes gordotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el tiempo la pancita se convitió en panzón, Marga. Y no, no la escondo (aunque por su tamaño tampoco creo que se dejara esconder)
      Muchas gracias en mi nombre y en el de mi madre...
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Preciosa fotografía y hermoso mozalbete... todo redondito!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual que ahora, amigo. Bueno no... ¡ahora redondote!
      Un abrazo, Josemari.

      Eliminar