lunes, 21 de noviembre de 2016

CON LA ESPINA DE UN PEZ


Con la espina dorsal de un pez, un poco de barro y unas plumas fabricaron esta pipa en Livingstone, municipio guatemalteco en la desembocadura del río dulce, a orillas del mar del Caribe.
En su mayoría la población está habitada por garifunas, etnia descendiente de antiguos esclavos africanos y aborígenes del caribe, así que a la imaginación y destreza de sus artesanos debo agradecer que hoy la pipa luzca en un lugar privilegiado de mi salón. Bueno, a eso y a que un día mis amigos Geli y Martín pasaron por allí y volvieron con ella en una de sus maletas…